El nuevo paradigma reticular

Tenemos que asistir, ya empieza a ocurrir, a un escenario de la psicoterapia donde abundarán trastornos, en cuya base encontraremos el hábito cronificado e insano de confundir redes sociales (léase facebook, instagram, etc.) con vínculos afectivos, así como mensajerías instantáneas (léase p. ej., whatsapp) con estados de convivencia y diálogo efectivos y reflexivos.

Amigos o contactos de redes y de chats instantáneos, con sus likes y emoticones, suplantarán o subvertirán la amistad y el aprecio más honestos y ciertos, por verborreas y exhibiciones emocionales tan aduladoras como vacías, pero capaces de crear severa adicción. Lo mismo que la impúdica circulación de imágenes expuestas buscando el aplauso al mejor estilo de espectáculo circense o de trivial pase de modelos, va a ningunear al más esforzado trabajo de labrar una imagen personal que hable realmente de tu subjetividad, y comparta quien realmente eres entre los demás.

Tal confusión entre realidad y virtualidad, donde esta, además, satisface la pueril necesidad de la inmediatez en la gratificación y la continua disponibilidad del otro, fomentando el principio del placer en detrimento del principio de realidad, no ha de dejar de pasar factura. No solo individual, sino como un fenómeno cultural que creará una civilización aún más sumisa y devota de aquellas corporaciones y grupos que están detrás de este paradigma reticular, contrario a la madurez tanto mental como cívica y social. Todo ello con la creencia de haber cimentado una autoestima a prueba de bombas que, al final, cualquier mínima erosión o frustración vital demolerá sin piedad, evidenciando que todo ese pensamiento mágico no sustentaba más que nadería adornada por tantas y tan falsas etiquetas, adherencias sin raíz.

En todos nosotros habita un modelo infantil, con sus modos operativos y sus expectativas, pero infantil, de otra época. De otro tiempo, es una memoria inconsciente pero viva que, excitada poderosa y continuadamente, nos puede convertir en carnaza dependiente y servil. Y hay demasiados grupos de poder sin escrúpulos que lo saben. Gobiernan esas redes sociales como los chats presididos por la instantaneidad.

Anuncios

Un comentario en “El nuevo paradigma reticular

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s